domingo, 12 de abril de 2015

Buenos docentes de ETP

El docente de educación secundaria técnica debe actualizarse permanentemente para acercar a los estudiantes conocimientos que respondan a la demanda social y productiva, además de favorecer la reflexión permanente, la construcción del pensamiento crítico y la autonomía para aprender a aprender durante el resto de su vida.
" El dilema del profesional hoy en día está en el hecho de que los dos extremos del vacío que espera llenar con su profesión están cambiando rápidamente: el cuerpo de conocimientos que debe utilizar y las expectativas de la sociedad a la que debe servir" (Harvey Brooks)

martes, 17 de febrero de 2015

Programación didáctica en la escuela secundaria modalidad técnico profesional


La Programación Didáctica en la ETP.

“Si por currículum entendemos el complejo entramado de experiencias que obtiene el alumno, incluidos los efectos del curriculum oculto, el diseño tiene que contemplar no solo la actividad de enseñanza de los profesores sino también todas las condiciones del ambiente de aprendizaje gracias a las que se producen esos efectos: relaciones sociales en el aula y en el centro, uso de los textos escolares, efectos derivados de las tácticas de evaluación, etc”
(GIMENO SACRISTAN, PEREZ GOMEZ; 1992)

 Si la enseñanza es una actividad intencional, el tiempo que los docentes dedicamos a la planificación de la clase, o de una serie de clases, así como el que invertimos en evaluar la clase pasada como proceso de retroalimentación y con el objetivo de mejorar nuestras prácticas, es parte de la enseñanza.

Pensar antes de la clase es considerar el modo, los recursos, las actividades, la distribución de los tiempos, la secuenciación de los contenidos. Escribir estas previsiones da origen al documento conocido como “planificación”.

“Las tareas del enseñante incluyen instruir al estudiante acerca de los procedimientos y exigencias del rol de estudiante, seleccionar el material que debe aprender, adaptar ese material para adecuarlo al nivel del estudiante, proporcionar la serie más adecuada de oportunidades para que el estudiante tenga acceso al contenido (aquí está incluida la motivación), controlar y evaluar el progreso del estudiante, y ser para el estudiante una de las principales fuentes de conocimientos y habilidades..” (Gary D. Frenstermacher).

 La programación escrita no es más que un instrumento en el que se ven reflejados esos propósitos docentes y las previsiones que consideramos al proyectar nuestras clases.
 La propuesta pedagógica que elaboramos durante los primeros meses del ciclo lectivo es una construcción individual por lo que no está obligada a ajustarse a un formato rígido preestablecido pero debe respetar ciertas particularidades que la hacen propia de la educación secundaria según el marco normativo que la fundamenta y de la educación secundaria técnica dada la especificidad que la caracteriza.

El currículum prescriptivo que se encuentra vigente nos proporciona un espacio restringido de libertad en cuanto a los contenidos abordados. La Res. 88/09 para ciclo básico de la ETP y la 3828/09 para ciclo superior enuncian los contenidos que debemos incluir en nuestras clases. Sin embargo, teniendo en cuenta que existen distintos niveles de concreción curricular, somos creadores del currículum en nuestras aulas, teniendo en cuenta que los docentes estamos a cargo de la organización y secuenciación de contenidos, estrategias didácticas seleccionadas, actividades, bibliografía sugerida, recursos utilizados.
 La previsión de actividades regionales y distritales anuales, la consideración de las pautas de trabajo brindadas por cada institución y la incorporación de las diversas líneas de acción de la ETP darán cuenta de la profesionalidad de quien elabora la propuesta.

 Para pensar la escuela técnica actual recordemos que la política educativa la considera un factor clave para el desarrollo social y económico del país teniendo en cuenta sus aportes para mejorar la calidad del trabajo, incentivar los emprendimientos regionales y brindar colaboración en proyectos comunitarios.
 La escuela de educación secundaria técnica es, una de las alternativas de la escuela secundaria obligatoria. Persigue como tal tres objetivos básicos: la formación de los alumnos como ciudadanos, la preparación propedéutica y la capacitación para el trabajo. Si bien se especializa en la formación de técnicos no descuida los contenidos académicos de formación general. Debe además, asegurar el libre ingreso, permanencia y egreso con éxito de los estudiantes, teniendo en cuenta el cambio en el contrato fundacional de la escuela secundaria a partir de la Ley Nacional de Educación. Durante los 90 las escuelas secundarias técnicas fueron desintegradas, perdiendo tres años de escolaridad y desarmando los talleres y los hábitos de trabajo construidos durante tanto tiempo.
 Desde la implementación de la nueva secundaria se intenta restituir las prácticas en el nivel y recomponer la situación en las técnicas.
 Mientras la escuela moderna proponía una enseñanza de corte elitista y selectiva, la secundaria actual intenta incluir con calidad a todos los jóvenes, asegurando el ingreso, permanencia con aprendizaje y egreso con éxito del nivel. Persigue la revisión y cambio de las propuestas pedagógicas incorporando las prácticas juveniles como parte de esas propuestas.
 A diferencia de la escuela tradicional adquiere fundamental importancia la promoción y profundización del gobierno democrático en el que participan los Consejos Consultivos, la Asociación Cooperadora, los Centros de Estudiantes y toda la comunidad educativa en la elaboración de los Acuerdos Institucionales de Convivencia.
 Los problemas que preocupan a la “nueva escuela secundaria” son: deserción, repitencia, abandono, inclusión, fracaso escolar, sobreedad.
 La ETP secundaria cuenta con dos ciclos: uno básico y uno superior orientado. El ciclo básico está integrado por materias del campo de formación general y del campo de formación técnico específico mientras el ciclo superior, lo integran además, materias del campo de formación científico-tecnológico y las prácticas profesionalizantes.
 El contexto social y económico ha cambiado sustancialmente desde los comienzos de la escuela técnica. Formar para el trabajo en estos tiempos implica preparar a los estudiantes para enfrentarse a un mercado laboral en ocasiones adverso y sumamente competitivo. El asociativismo y el trabajo autogestivo son alternativas valiosas que pueden proporcionar alternativas laborales ante la ausencia de empresas demandantes. Actualmente los procesos productivos son complejos y están organizados para responder a las demandas cambiantes de un mercado inestable. La respuesta inmediata a las coyunturas y la crisis del mercado son características del funcionamiento de las empresas en el mundo globalizado.
 Se requieren actualmente nuevos perfiles de trabajadores que por su capacidad para resolver problemas, puedan responder a las cambiantes y diferentes demandas del mercado.
 A diferencia de las calificaciones, las competencias remiten a aquello que los individuos deben saber y saber hacer para desempeñarse en el mundo del trabajo en el presente. (Gvirtz, 2007)
 Actualmente se trata de la transición del concepto de tarea al concepto de función. Una persona en un equipo puede desarrollar varias funciones.
 El concepto de competencias remite no solamente al aprendizaje de conceptos sino que incluye la adquisición de habilidades de carácter metacognitivo, de estrategias superiores del pensamiento.
 “Las competencias son rasgos de la personalidad que los individuos construyen a partir de una actitud proactiva en procesos de aprendizaje durante toda su vida” (Lindeman, 2007)
 Los perfiles de los nuevos trabajadores deben relacionarse con la incorporación de nuevas tecnologías aplicadas a nivel industrial y responder a la necesidad que tienen las empresas de establecer nuevas estrategias de mercado en las cuales la gestión de la calidad es trascendental para poder adquirir competitividad y permanencia. Estas cuestiones una vez incorporados en la empresa son imprescindibles para mantener estándares de calidad y para no derivar en permanentes pérdidas económicas.
 Para adquirir estas competencias el estudiante debe comenzar incorporando la comprensión lectora y el criterio de discernimiento para la elección entre diferentes acciones que permiten corregir durante el proceso de aprendizaje.
 
   En el momento de programar las actividades anuales es relevante considerar la Evaluación de Saberes, la Evaluación por capacidades profesionales que son instancias previstas en 3ero y 7mo año de la educación técnica y que deberán ser previstas por el docente ya que requieren de tiempo de trabajo previo durante las clases.
   Es fundamental además preveer la lista de insumos, herramientas, mobiliario que necesitaremos como docentes de taller para proponer proyectos que se incorporen al plan de mejoras institucional y a las diversas líneas de acción que se llevan a cabo desde el INET para proveer a las escuelas técnicas de los recursos necesarios para adecuar los entornos formativos a los requerimientos para la formación de técnicos que tiene cada institución.
   Como docentes de escuelas técnicas no debemos perder de vista además el perfil del profesional que estamos formando, la articulación con las materias del mismo año escolar, con las materias del año anterior y posterior y con las prácticas profesionalizantes.
   El trabajo en equipo, el diálogo ante el disenso, la colaboración en proyectos comunitarios, los aportes, el tiempo compartido, el mate, son particularidades que constituyen la esencia de nuestras escuelas técnicas.

Sugerencias para la Programación
 Fundamentación:
Debe anclarse en la normativa vigente y en el espíritu de esas normas que rigen en la actualidad. Cuando fundamentamos, hacemos referencia a aquellos aspectos de la normativa que queremos resaltar en nuestra propuesta.

 Justificación
Se puntualizan allí las características de esa escuela, en ese distrito y de ese grupo de estudiantes para el cual se planifica. El diagnóstico y la investigación sobre el contexto adquieren fundamental importancia. Debemos considerar el proyecto institucional, la zona donde está ubicada la escuela, la salida laboral factible, los recursos disponibles, las expectativas de los estudiantes, los conocimientos previos, entre otros factores que nos inducirán a tomar decisiones relacionadas con la programación de nuestras clases.

 La Resolución 587/11 Anexo 5 indica que “...La enseñanza de los contenidos curriculares de la materia comenzará desde el primer día de clases considerando que las actividades de diagnóstico forman parte de la planificación”.
 Cuando justificamos podemos allí incorporar los resultados de ese período de diagnóstico que incluye un proceso de evaluación. Este proceso permite tomar decisiones respecto de cómo enseñar.

Propósitos:
 Se refieren a la intencionalidad del docente, a aquellas actitudes que incorporamos durante la enseñanza y que describen nuestros objetivos.

   Por ejemplo:
  Incluir situaciones problemáticas propias de la materia.
  Contextualizar al estudiante en la realidad.
  Favorecer la incorporación de habilidades y destrezas en el uso de herramientas manuales propias de la especialidad.

Objetivos:

 “...Toda situación de enseñanza supone la existencia de un problema para el aprendiz, algo que el aprendiz es capaz de resolver si recibe la ayuda y el contenido necesario para enfrentarlo. Cuando se piensa el objetivo de una clase se está explicitando el problema que queremos plantear a los alumnos". (GVIRTZ, PALAMIDESSI).
 Son aquellas metas que el estudiante podría lograr luego del proceso de enseñanza y de aprendizaje. Debemos recordar que el aprendizaje es un proceso abierto y que aún luego de la evaluación y del cierre del ciclo escolar el alumno seguirá construyendo significados y aprendiendo.

Por ejemplo:
 Adquirir el hábito de tomar las medidas de precaución necesarias antes de realizar un trabajo.
 Seleccionar la herramienta adecuada para la reparación de un desperfecto eléctrico.

Contenidos:

 Los contenidos de la programación didáctica están enunciados en el diseño curricular de la especialidad. Res. 88/09 para ciclo básico y Res. 3828/09 Anexo 3 para cada una de las tecnicaturas en su ciclo superior.
El docente debe secuenciar y organizar esos contenidos para que acompañen a su propuesta de enseñanza. Esta propuesta estará mediada por estrategias, recursos, actividades y por lo tanto darán un tinte particular a la enseñanza.
 Para el campo de formación técnico específico se sugiere la agrupación de contenidos en ejes problemáticos. Se busca una pregunta que involucre un problema a resolver.

Por ejemplo:
Eje problemático Nº1: ¿Podemos construir un reciclador de cobre? En este eje el docente incluye aquellos contenidos que se movilizan para dar respuesta a esta situación problemática.
Experiencias de Aprendizaje o actividades:
John Dewey en su libro “Experiencia y Educación” nos propone reconocer cuáles son las experiencias de mayor valor que se llevan a cabo en las aulas. Según él cada experiencia es una fuerza en movimiento y debería provocar curiosidad, fortalecer la iniciativa y crear deseos y propósitos intensos. Debería preparar a la persona para ulteriores experiencias de una calidad más profunda y expansiva. Esto hace que el crecimiento se provoque por la continuidad y reconstrucción de la experiencia. Se trata de crear condiciones para que el género de experiencias del presente tenga un efecto favorable sobre el futuro (Dewey, 2004)

"Las actividades se instalan en un continuo que se inscribe en un método y en la secuencia con la que presentamos un tema, lo desarrollamos y pretendemos que se comprenda. Se trata del proceso que elegimos para enseñar algo.
En el marco del método que privilegiamos, podemos iniciar el tratamiento del tema elegido con alguna estrategia...
Estrategias didácticas

Las estrategias como curso de acción que permite la implementación del método, implican una secuencia, difieren en el proceso de construcción del conocimiento y se van entrelazando con el objeto de favorecer una comprensión cabal".(Litwin, 2008).

 Por ejemplo:
 Explicación didáctica.
 Juego.
 Resolución de situaciones problemáticas.
 Proyecto tecnológico.

Recursos:
 Son aquellos elementos que sirven de intermediarios para la enseñanza y para el aprendizaje. Pueden tener distintos formatos: papel, digital, ser un elemento concreto que permita mostrar un contenido o realizar una actividad práctica.

 Por ejemplo:
 Apuntes desarrollados por la cátedra.
 Pizarrón y tiza.
 Cañón.
 Computadoras.

Recursos (materiales, insumos, a ser solicitados en el PLAN DE MEJORAS institucional)
 por ejemplo algún elemento con el que aún no se cuenta pero que puede mejorar las prácticas. Puede ser un escaner por ejemplo.

Cronograma de tiempos y espacios

 Las clases de la escuela técnica se pueden desarrollar en distintos entornos formativos. Cada materia de taller tiene un entorno formativo que es el habitual, por ejemplo el taller de electricidad. Sin embargo, el docente puede, para alguna clase requerir el uso de otro espacio escolar como por ejemplo el salón de actos, o la biblioteca, o la sala de proyecciones.

En este apartado de la planificación el docente explica cuánto tiempo estimado llevará el desarrollo de los contenidos de cada unidad o eje problemático y en qué entornos formativos se desarrollarán las clases.
En el cronograma se debería preveer el tiempo necesario para participar de la evaluación de saberes, de la evaluación por capacidades profesionales, de las ferias de ciencias aunque sea estimativamente dado que aún no se conocen fechas exactas en que se llevarán adelante.


Evaluación:
 “La evaluación es un acto intencional que “tiene efectos sobre las trayectorias de los estudiantes, que supone la formulación de un juicio de valor”…”es una construcción de carácter pedagógico por parte de quien realiza el proceso de evaluación que debe interpelar sus propias prácticas en cuanto a qué enseña, cómo lo hace y si se corresponde efectivamente con lo enseñado”…”es una acción global que debe comprenderse a la par del proceso de aprendizaje del estudiante” (Res. 587/11)
En el anexo 4 de la Res. 587 se pautan los principios sobre la Evaluación, acreditación y calificación de los estudiantes en la escuela secundaria y en el anexo 7 se desarrolla el marco específico para la educación secundaria técnica.
Instrumentos de Evaluación:
En la Resolución mencionada se indican cuatro instrumentos de evaluación:

1) Observación directa
2) Desempeño en diferentes procesos
3) Presentación de forma escrita y oral
4) Resolución de problemáticas de orden técnico-tecnológico
Podemos además agregar aquellos otros instrumentos que consideremos oportunos o desglosar el item “Presentación de forma escrita y oral” en “Carpeta de actividades áulicas”, “Informe para la feria de ciencias”, “Proyecto escrito para la Evaluación por capacidades profesionales”
Criterios de evaluación: 
Son aquellas particularidades que tendremos en cuenta en el momento de evaluar. Deben estar detalladas teniendo en cuenta que no podemos luego, en el momento de calificar agregar un criterio que no esté previamente declarado. El alumno tiene derecho a saber cómo va a ser evaluado y el docente debe preparar al estudiante para la evaluación, entrenándolo y asesorándolo durante el período de enseñanza.

Por ejemplo:
 Cumplimiento de las pautas para la presentación del informe para la feria de ciencias.
 Coherencia en la redacción del trabajo.
 Indicadores de evaluación:

 Para construir los indicadores de evaluación debemos vincularlos con los criterios previamente enunciados.
Por ejemplo para el criterio “Cumplimiento de las pautas para la elaboración del informe”

Indicadores:

a) Cumplió todas las pautas.
b) Cumplió algunas pautas.
c) No cumplió las pautas.
 Bibliografía del docente:
Aquí se menciona la bibliografía que el docente ha consultado para preparar sus clases. Se espera que el material que el docente consulta sea mayor en cantidad y en profundidad que el que sugiere a sus alumnos. El docente debe contar con un conocimiento amplio de aquello que intenta enseñar.
Bibliografía del alumno:
Aquí se enuncia el o los libros de estudio que consultará el alumno, el material de estudio elaborado por la cátedra, los sitios web de consulta, etc.
Bibliografía de este apunte:
ANIJOVICH, Rebeca; MORA, Silvia: Estrategias de Enseñanza. Editorial Aique, 2010.
ANGULO, José Félix; BLANCO, Nieves: Teoría y Desarrollo del Currículum, Ediciones Aljibe, 1994.
ANIJOVICH, Rebeca; CAMILLONI, Alicia: La Evaluación Significativa. Editorial Paidós SAICF, 2010.
ANIJOVICH, Rebeca, MORA, Silvia: Estrategias de Enseñanza: Otra mirada al quehacer en el aula. Editorial Aique, 2010
DABAT, Roque: Historia de la Educación Argentina y Latinoamericana. Buenos Aires, Universidad Nacional de Quilmes, 1999.
DE ALBA, Alicia: Currículum: crisis, mito y perspectivas. Universidad Nacional Autónoma de México. 1991.
GAGLIARDI, Raúl: Gestión de la Educación Técnico Profesional. Editorial Noveduc, 2008.
GIMENO SACRISTÁN, PEREZ GOMEZ: Comprender y transformar la enseñanza. Ediciones Morata. 1992
GIROUX, H: Theory of resistence in educación. London, Heinemann Educational. 1983.
GVIRTZ, Silvina, GRINBERG, Silvia, ABREGÚ, Victoria: La Educación Ayer, Hoy y Mañana: El ABC de la Pedagogía, 2007
GVIRTZ, Silvina; PALAMIDESSI, MARIANO: El ABC de la tarea docente, 2010.
KAPLAN, Carina, CASTORINA, José Antonio, NARDOWSKI, Mariano, TIRAMONTI, Guillermina: Dossier: Sanos, Santos y Sabios. Pobreza y Educación. Libros del Zorzal, 2004.
LINDEMANN, Hans, TIPPELT, Rudolf: Competencias clave y Capacidades Profesionales Básicas: Una selección de aspectos y fundamentos. GTZ, Buenos Aires y Universidad de Munich.
LITWIN, Edith: El Oficio de Enseñar. Condiciones y contextos. Editorial Paidós, 2008.
PERKINS, David, SIMPSON, Rebeca: La Escuela Inteligente. Del adiestramiento de la memoria a la educación de la mente. Editorial Gedisa, 2003.
QUIROGA, Ana: Enfoques y Perspectivas en Psicología Social. Ediciones Cinco, 1986.
SANJURJO, Liliana; RODRIGUEZ, Xulio: Volver a Pensar la Clase: las formas básicas de enseñar. Editorial Homo Sapiens, 2009.
Documento de Apoyo destinado a Inspectores, Equipos de Conducción y docentes de todos los niveles y modalidades del sistema educativo
Dirección General de Cultura y Educación: La Planificación desde un currículum prescriptivo

Internet
BOURDIEU, Pierre: “Sobre la Escuela” http://www.youtube.com/watch?v=3mChkak7_3A
Normativa:
Ley de Educación Técnico Profesional Nº26058
Ley de Educación Nacional Nº26206
Ley de Educación Provincial Nº13688
Reglamento de Instituciones Educativas
Resolución 88/09 Diseño curricular de Escuela de Educación Secundaria Técnica ciclo básico.
Resolución 3828/09 Anexo 3. Diseño Curricular del ciclo superior de la Educación Secundaria Técnica.
Resolución 5040/10 Conformación de la Educación Técnico Profesional
Comunicación de Evaluación por capacidades Profesionales
Resolución 587/11 Régimen Académico para la Educación Secundaria.
Decreto de Pasantías 1374/11
Disposición conjunta 2/12 Implementación del 7mo año
Disposición conjunta 3/12
Disposición 38/12
Resolución 112/13 Prácticas Profesionalizantes.






















jueves, 5 de febrero de 2015

"La escuela técnica te invita a programar"



"LA ESCUELA TÉCNICA TE INVITA A PROGRAMAR"
El video está pensado para que el niño pueda probar su interés por la programación al elegir escuela secundaria.
La modalidad técnico profesional es una alternativa de la educación secundaria.
Las escuelas técnicas de la ciudad ofrecen la Tecnicatura en Programación y la Tecnicatura en Informática Personal y Profesional para iniciar la formación de los jóvenes.
En Mar del Plata es inminente la construcción del polo tecnológico y en ...los últimos años se han radicado numerosas empresas de software que necesitan técnicos, ingenieros, licenciados en Programación e Informática, sin olvidar la posibilidad de generar microemprendimientos propios que se impulsan desde la propia escuela técnica durante el 7mo año.
Además, mas allá de la elección de la profesión definitiva, la programación desarrolla el pensamiento lógico en los alumnos resultando favorable para cualquier carrera superior que decidan continuar en el futuro.

miércoles, 14 de enero de 2015

...cuando las buenas prácticas suceden...

"...Recuerdo el aula en silencio. No recuerdo el tema que estaba desarrollando ese día. Una alumna levantó la mano y realizó una interesante síntesis del tema. Avancé en la explicación y la misma alumna señaló una preocupación que se desprendía del desarrollo teórico. Me sorprendió que lo hubiera podido avizorar. Me sorprendió gratamente. Se lo hice saber. A la clase siguiente otra pregunta de la misma alumna me condujo a una nueva explicación, más atrevida, de mayor ruptura teórico-epistemológica. Las clases se fueron sucediendo y aunque su participación no era frecuente, cuando lo hacía sentía que la clase resplandecía con una nueva luz, más potente, más atrevida y dinamizadora. Terminó el año y casi sin evaluarla le adjudiqué en su examen la mejor calificación. "Mi primer diez", dijo. Al mirar en su libreta sus calificaciones anteriores pude ver que eran muy distantes de ese diez. Pasó el tiempo y un día la vi con un grupo de jóvenes. Los abandonó por un momento y se me acercó, me rodeo con sus brazos y me abrazó con singular fuerza.
   Me pregunté, entonces, cómo había leído sus preguntas, cómo había interpretado sus interrogantes, qué fuerza le di: ¿los suyos habían sido atrevimientos teóricos o simples casualidades a las que yo les había dado vuelo? Por otra parte, la instalación que le atribuí a ese lugar de conocimiento ¡cuántas fuerzas nuevas había despertado!..."
Fuente: El oficio de enseñar (Litwin, Edith)

domingo, 30 de noviembre de 2014