lunes, 31 de agosto de 2015

Primeros pasos "Buenas prácticas pedagógicas en la Educación Secundaria Técnica"


“BUENAS PRÁCTICAS PEDAGÓGICAS EN EL CAMPO DE FORMACIÓN TÉCNICO ESPECÍFICO DE LA EDUCACIÓN SECUNDARIA TÉCNICA”
  
“Wittgenstein trata a los filósofos como enfermos e inventa un nuevo método que los curará de sus dolencias…calmándolos” (Chastaing; 1960; 297)
   Wittgenstein escribió que los Filósofos son enfermos porque sacan de contexto a las palabras en búsqueda de significados. El significado de las palabras está dado sin embargo por los textos en que las integramos, por las reglas de juego que determinan su uso.
   Teniendo en cuenta que la Epistemología es una rama de la Filosofía que se ocupa del conocimiento científico, será fundamental aportar la medicina –al decir de  Chastaing-, que contextualice este trabajo de investigación. 
   Por eso a continuación se explicitará a qué se refiere cada una de las palabras que integran el título del proyecto, dejando la palabra “prácticas” para desarrollar en el trabajo del Seminario Teoría – Práctica.


La educación secundaria técnica
“el investigador debía captar la racionalidad subyacente, los sentidos propios” (Gubert; pag 20)

         La escuela secundaria técnica se caracteriza por la dinámica de sus prácticas, la construcción de un lenguaje específico, el sentido de pertenencia que identifica a sus docentes, alumnos y egresados, los vínculos interpersonales generados a partir de las horas invertidas en cada proyecto.
   La evaluación de saberes, las normas de seguridad e higiene, las características de los entornos formativos, la evaluación por capacidades, las prácticas profesionalizantes, la vinculación con las empresas, los microemprendimientos, el mate, la cultura del trabajo, la historia generada desde el surgimiento de las primeras escuelas de artes y oficios, la normativa propia de la educación técnica y sus particulares líneas de acción: todos son ingredientes que contribuyen y condicionan en la construcción de lo cotidiano.
   Las familias que envían a sus hijos a las escuelas técnicas lo hacen considerando que además de cursar la educación secundaria aprenderán un oficio que les permitirá el acceso al mercado laboral. En muchos casos alguno de los padres concurrió a una escuela técnica e incentiva a su hijo a estudiar allí.
   El encuadre normativo que se encuentra vigente para la educación secundaria en la Argentina desde el año 2006, enuncia entre sus fines y objetivos la intención de  brindar una educación de calidad que contemple la formación propedéutica, la capacitación para el trabajo y la preparación para que el estudiante pueda desempeñarse como ciudadano.
    La educación secundaria es obligatoria en todo el país. Su Régimen Académico enuncia pautas para la inscripción, acreditación y evaluación que responden al objetivo de inclusión en el sistema educativo de todos los habitantes. La Ley de Educación Provincial en concordancia con la Nacional hace referencia explícita a que esa inclusión debe ser con calidad entendida en términos de justicia social y que[VEBC1]  las estrategias pedagógicas juegan un rol fundamental para lograr que esa inclusión sea plena.
Capítulo II
Fines y Objetivos de la Política Educativa
Artículo 16. Los fines y objetivos de la política educativa provincial son:
a.    Brindar una educación de calidad, entendida en términos de justicia social conforme a los principios doctrinarios de la presente Ley, con igualdad de oportunidades y posibilidades y regionalmente equilibrada en toda la Provincia, asignando recursos a las instituciones de cualquier ámbito, nivel y modalidad para que le otorguen prioridad a los sectores más desfavorecidos de la sociedad a través de políticas universales y estrategias pedagógicas, fortaleciendo el principio de inclusión plena de todos los alumnos sin que esto implique ninguna forma de discriminación” (Ley de Educación Provincial N°13688; 2006)

   La educación técnico profesional es[VEBC2]  una modalidad del sistema educativo  que   
Art.4…promueve en las personas el aprendizaje de capacidades, conocimientos, habilidades, destrezas, valores y actitudes relacionadas con desempeños profesionales y criterios de profesionalidad propios del contexto socioproductivo…
(Ley de Educación Técnico Profesional N°26058)

Entre los fines y objetivos de la educación técnico profesional se enuncian:
 Art.6. f ) Favorecer niveles crecientes de equidad, calidad, eficiencia y efectividad de la Educación Técnico Profesional, como elemento clave de las estrategias de inclusión social, de desarrollo y crecimiento socioeconómico del país y sus regiones, de innovación tecnológica y de promoción del trabajo decente…
Art.7. a) Formar técnicos medios y técnicos superiores en áreas ocupacionales específicas cuya complejidad requiera la disposición de competencias profesionales que se desarrollan a través de procesos sistemáticos y prolongados de formación para generar en las personas capacidades profesionales que son la base de esas competencias. (Ley de Educación Técnico Profesional N°26058)

   Tiene como propósito favorecer el desarrollo de habilidades y destrezas en los estudiantes de manera que puedan insertarse en puestos de trabajo de diversas características o generar emprendimientos individuales o colectivos.
   Las competencias profesionales refieren [VEBC3] a las aptitudes que el trabajador deberá adecuar y poner en juego para la resolución de cada situación problemática que se le presente en el ámbito laboral.
   Las competencias básicas o transversales son aquellas que todas las personas deben desarrollar para formar parte activa en la sociedad. Los estudiantes de la escuela técnica deben desarrollar además competencias profesionales que están vinculadas con la especialidad que han elegido.
   Según lo enuncia María Antonia Gallart, las competencias se sitúan a mitad de camino entre los saberes y las habilidades concretas.
   El diseño curricular de la educación secundaria modalidad técnico profesional está integrado por cuatro campos de formación: el campo de formación general, el campo  de formación científico tecnológico, el campo de formación técnico específico –conocido como “taller”- y las prácticas profesionalizantes.
  Este trabajo de investigación focalizará su atención en las buenas prácticas pedagógicas llevadas a cabo en el campo de formación técnico específico –tal como designa al taller la normativa vigente-

   Sin embargo, ¿cuáles son consideradas buenas prácticas pedagógicas en la educación secundaria modalidad técnico profesional en este período histórico?
¿Qué es la buena enseñanza en esta educación secundaria inclusiva y de calidad entendida en términos de justicia social?
¿Existen particularidades que caracterizan las buenas prácticas pedagógicas en el taller de la escuela secundaria técnica?
¿Qué estrategias didácticas específicas se usan en las buenas prácticas de taller?
¿En qué teorías se inscribe la educación técnica en la actualidad? ¿Qué corrientes filosóficas y sociológicas le han dado sustento en sus orígenes? “…Para poder reconocer, por lo tanto, el valor del caso estudiado es necesario conocer las teorías en las que el caso se inscribe…” (Litwin; 2008; 204)
La escuela técnica fue y es portadora de la cultura del trabajo.
Es esa cultura la que ha cambiado?
Es lo mismo prepararse para trabajar en el año 2015 que hace 80 años?

 La buena enseñanza

   El adjetivo “buenas” que encabeza el título del proyecto fue trabajado en investigación por Gary de Fenstermacher.. Este concepto remite a la presencia de dos componentes constitutivos del concepto de la buena enseñanza: uno epistemológico y otro moral:
"...Preguntar qué es buena enseñanza en el sentido moral equivale a preguntar qué acciones docentes pueden justificarse basándose en principios morales y son capaces de provocar acciones de principio por parte de los estudiantes. Preguntar qué es buena enseñanza en el sentido epistemológico es preguntar si lo que se enseña es racionalmente justificable y, en última instancia, digno de que el estudiante lo conozca, lo crea o lo entienda" (Fenstermacher; 1999)
   Hablar de prácticas pedagógicas remite al análisis del concepto de enseñanza. El diccionario de la Real Academia Española la define como “Instruir, doctrinar, amaestrar con reglas o preceptos”. Esta acepción sin embargo, resulta arcaica a la luz de los avances y las investigaciones que se han desarrollado en los últimos años.
   Según Jackson (2002), los requerimientos epistémicos de la enseñanza son la forma y el contenido. Es decir que para ejercer la enseñanza, hay que saber qué enseñar y cómo enseñar.
   Con la elaboración de este trabajo se pretende analizar y describir características de las buenas prácticas pedagógicas en el campo de formación técnico específico de la educación técnica secundaria. El propósito del mismo es explicitar  características morales y epistemológicas de las prácticas de taller que las convierten en buenas prácticas tal como lo enunciaba Fenstermacher.
Edith Litwin ha enunciado
“…En clave contemporánea enseñar es seleccionar contenidos, darles una secuencia, usar tecnologías, evaluar e investigar. Entender el sentido del oficio en relación con la sociedad y la vida de los que integran las prácticas educativas es contextualizarlo en las actuales demandas y en lo que dejaron de demandarle a la escuela, es entenderlo para intentar educar para una sociedad más justa en el marco de una estructura microsocial ejemplar… ” (Litwin; 218)

  Un análisis de las particularidades que reúnen las estrategias didácticas presentes en los casos seleccionados, además permitiría descubrir el cómo  emprender la tarea de enseñar en una buena práctica pedagógica del taller de la escuela secundaria técnica siguiendo a Jackson en cuanto a los requerimientos epistémicos de la enseñanza.

.- ¿Ruptura?
   
“CREEMOS FECUNDA LA IDEA DE QUE LA VIDA SOCIAL DEBE EXPLICARSE NO POR LA CONCEPCIÓN QUE SE HACEN LOS QUE EN ELLA PARTICIPAN SINO POR LAS CAUSAS PROFUNDAS QUE ESCAPAN A LA CONCIENCIA”. Emilie Durkheim.

Tal como lo enuncian Bourdieu y Passeron los hechos sociales son explicados en primera instancia utilizando la lógica del sentido común.
Sin embargo, a esta altura del trabajo me inquieta la lectura de este párrafo:
“…La influencia de las nociones comunes es tan fuerte que todas las técnicas de objetivación deben ser aplicadas para realizar efectivamente una ruptura, más a menudo anunciada que efectuada…” (Bourdieu; 1973)

   Analizar la enseñanza en el taller de la escuela técnica, significa situar la mirada en el trabajo realizado por el docente de ETP.
   Volviendo a los supuestos epistemológicos de la enseñanza enunciados por Jackson, con respecto al “qué enseñar”,  el sentido común nos indica que los docentes que trabajan en el taller de la escuela técnica son profesionales especializados –técnicos medios, superiores y universitarios- en disciplinas diversas: Electrónica, Informática, Alimentos, Química, Construcciones, etc. Suponemos que poseen conocimientos precisos en cada una de estas especialidades.       ¿Es suficiente y actualizada la especialización relativa a la orientación técnica que han realizado los docentes a cargo de las prácticas de taller?
            ¿Cómo se capacitan y actualizan los docentes de taller que están a cargo del taller?

   Con respecto al “cómo enseñar” es común pensar que en el taller se aprende a hacer haciendo y el proceso de enseñanza consiste en un adiestramiento en búsqueda del aprendizaje del oficio.
   La gran mayoría de estos profesionales han realizado una capacitación pedagógica para estar habilitados para el ejercicio de la docencia.

            ¿Es el adiestramiento tal como se implementaba en los primeros años de la educación técnica una estrategia didáctica prioritaria en la enseñanza de prácticas profesionales?
            ¿Qué otras competencias desarrollan los estudiantes en las buenas prácticas de taller?
            ¿Qué estrategias didácticas se implementan en las buenas prácticas de taller?
            ¿Qué investigan durante las clases?
¿Cómo integran contenidos?
¿Cómo se construyen las propuestas pedagógicas en las buenas prácticas de taller?

   Ambos aspectos: “qué se enseña” y “cómo se enseña” en una buena práctica  de taller serán explorados mediante las entrevistas diseñadas para este trabajo de investigación.


5.- Estrategias metodológicas

   “…Lo que saben y hacen informante e investigador en la situación de campo aparece mediatizado por su interacción, interacción pautada en tanto está estructurada socialmente y no como una mera improvisación azarosa. De ahí que el trabajo de campo no sea sólo un medio de obtención de información, sino el momento mismo de producción de datos y elaboración de conocimientos…”
(Guber)

Método cualitativo
Observación participante
Entrevistas semiestructuradas
Estudio de caso
Procedimiento empírico inductivo

   Las entrevistas semiestructuradas serán realizadas al Director de Técnica de la Provincia de Buenos Aires,  inspectora de Educación Técnica de Gral. Pueyrredón, Directora del ISFD Nº19,  directivos de escuelas técnicas de Mar del Plata.
   Un grupo focal permitiría explorar lo que piensan los estudiantes.
   Serán seleccionados dos casos de prácticas de enseñanza en taller que son considerados “buenas prácticas” en las escuelas técnicas de Mar del Plata con el fin de identificar estrategias didácticas que se utilizan durante las clases de taller.
   Se realizará una triangulación entre métodos con el fin de describir características comunes que tienen las buenas prácticas pedagógicas que son propias de la educación técnica.
  
Fundamentos epistemológicos

   Este trabajo de investigación será fundamentado epistemológicamente en el paradigma interpretativo.
        
“…al considerar que el mundo social es un mundo preinterpretado por los actores, el investigador necesita desentrañar los sentidos y relaciones que construyen la objetividad social…”  (Guber; 1991)

Lo que interesa de la historia de lo cotidiano es lo invisible
De Certeau

¿Por qué actúan como actúan los docentes de taller de la educación técnica en el campo de formación técnico específica nivel secundario?

   Max Weber fue el primero en destacar que cada fenómeno social no tiene una explicación única. En este trabajo se intentará descubrir los significados que le atribuyen a los sucesos los propios actores

Bibliografía:

Bourdieu, P; Chamboredon, J.; Passeron, J.; 1973;  El oficio de sociólogo, presupuestos epistemológicos; 3era edición;  Argentina; Siglo veintiuno.
Chastaing, M.: La nosología del lenguaje; 1960; en El oficio de sociólogo (Bourdieu; 1973)
Fenstermacher, Gary D.; Soltis, Jonas F.; 1999; Enfoques de  la enseñanza.
Gallart  M.A. y Jacinto, C.  (1995) “Competencias laborales: tema clave en la articulación educación-trabajo”  Boletín de la Red Latinomericana de Educación y Trabajo, CIID-CENEP, AÑO 6 N.2, diciembre
Guber, Rosana: El salvaje metropolitano
Jackson, Philip W.; 2002; Práctica de la enseñanza; Buenos Aires; Ediciones Amorrortu.
Litwin, E.; 2008; El oficio de enseñar; 2da edición; Argentina; Paidós.
Pievi, N.; Bravi, C; 2009; Documento metodológico orientador para la investigación educativa; EUDEBA.
Samaja, J.; 2009; Epistemología y Metodología: Elementos para una teoría de la investigación científica; EUDEBA

Régimen Académico de la Educación Secundaria – Resolución  587/11
Ley de Educación Nacional N°26206
Ley de Educación Provincial N°13688
Ley de Educación Técnico Profesional N°26058




 [VEBC1]INCLUSION
 [VEBC2]MODALIDAD EDUCACION TECNICA
 [VEBC3]COMPETENCIAS

sábado, 22 de agosto de 2015

Epistemología de la práctica

¿En qué consiste el modo de saber que emplean los profesionales competentes? ¿En qué se parece y en qué se diferencia el saber profesional de los tipos de conocimiento que se presentan en los libros de texto académicos, artículos científicos y revistas eruditas? ¿En qué sentido, si lo hay, existe un rigor intelectual en la práctica profesional? (Schôn;1982)
 

domingo, 2 de agosto de 2015

Historia del Trabajo en la Argentina


El habitus de la ETP


¿Cuáles son los esquemas generativos socialmente estructurados a través de la historia que hacen que las personas que sostienen la educación técnico profesional perciban la realidad y actúen en consecuencia?

"Producto de la historia, el habitus produce prácticas (..) conformes a los esquemas engendrados por la historia; asegura la presencia activa de las experiencias pasadas que, depositadas en cada organismo bajo la forma de esquemas de percepción, de pensamiento y de acción, tienden, de forma más segura que todas las reglas formales y todas las normas explícitas, a garantizar la confomidad de las prácticas y su constancia en el tiempo." (Bourdieu, 1980: 91)

   La educación técnico profesional tiene entre sus principales objetivos la formación de las personas para que puedan insertarse en entornos laborales, transmitir la "cultura del trabajo"
   El trabajo tiene una historia mundial y nacional. Las experiencias pasadas por los trabajadores de todos los tiempos inciden en las formas de percepción, de pensamiento y de acción de quienes habitan la escuela técnica.  
Conocer los procesos históricos permite comprender los esquemas de pensamiento, de percepción y explicar las prácticas presentes en la escuela técnica.